Campaña de los Planes de “Presiones”

5 comentarios

Hola a todos

Hoy os quiero hablar del tiempo, porque ha llegado el tiempo de los planes de pensiones, cuyas ofertas caen al ritmo de las hojas de los árboles, nada más llegado el otoño.
Los planes de pensiones, esos seres que viven aletargados y que solo florecen a final de año, cuando los gestores, en su infinita búsqueda de la desgravación, aconsejan a sus clientes que aporten lo que puedan a estos productos financieros.
Bien, pues hoy os voy a desvelar algunas verdades sobre estos seres, encantadores en apariencia pero con un trasfondo digno del más oscuro de los “malos malosos” de las películas.

Pero antes de estos apuntes, (sí, va para ti) te quiero dejar una pregunta clave que convendría que te hicieras:
¿Cuando te jubiles piensas vivir de lo que desgraves o de lo que ganes con tu dinero? ¿No crees que lo primero que deberías mirar de un producto es su posible rentabilidad? Si además, fuese interesante fiscalmente, ya es la bomba, claro.
El problema de los planes de pensiones es que podrían ser rentables, pero casi la totalidad de los que ofrecen los bancos, cajas y aseguradoras son garantizados o Planes tan conservadores que dificilmente se va a encontrar una rentabilidad parecida a la que uno en renta variable podría dar.
Lo que está claro es que tenemos que guardar dinero para el futuro. Este video es muy gracioso, pero más vale que nos haga pensar.


Partiendo de que las inversiones en renta variable ganan por goleada a las de renta fija en el largo plazo, según las estadísticas; sería mejor invertir en renta variable ese dinero que sabes que “per collons” serà para dentro de muchos años, dada la iliquidez de los planes de pensiones.
* Líquido: Lo que puedes convertir en dinero rápidamente. ¿Se entiende lo de “ilíquido”?

La renta variable invierte en empresas, y las empresas tienen más años con ganancias que con pérdidas. No lo digo yo, Dios me libre creerme un entendido, lo dice el mismo Banco de España y la CNMV en sus DIEZ CONSEJOS DE INVERSION, en el consejo número 4
http://www.finanzasparatodos.es/es/consejos/10consejosinversion/consejos.html
Perfecto, ahora ya sabemos que tenemos que invertir en renta variable, cuando el tiempo que me queda (horizonte temporal) hasta recoger los frutos de mi inversión es todavía mucho, tal y como recomienda esta misma web en el artículo 6. Siguiendo esta recomendación ya seré “conservador” cuando me quede poco para jubilarme.

No obstante, queridos amigos, no estoy diciendo con todo esto que las entidades financieras no tengan Planes de Pensiones interesantes; solo digo que no los ofrecen. Sencillamente le dicen al cliente que la renta variable tiene mucho riesgo.
¿Pero como vas a invertir hoy, tal y como está todo?
Yo le preguntaría si él prefiere comprar algo cuando está caro o barato, porque está claro que hoy el mercado…¡¡¡ESTÁ EN OFERTA!!!

Vale, primera incógnita desvelada: LOS PLANES DE PENSIONES TAMBIEN PUEDEN SER RENTABLES. Te animo a que busques en la web de tu banco un P.P. en renta variable global, para diversificar, y que mires las rentabilidades de los últimos 10 años. VAS A ALUCINAR

Ahora, volvamos a los consejos de inversión y leámos el número 9, en su último párrafo. ¿Por qué, si los que entienden me dicen que ponga mi dinero poco a poco los bancos y los gestores me dicen que ponga hoy lo máximo que pueda? Si mi objetivo es igualmente desgravar, ¿no sería mejor hacer aportaciones sistemáticas para aprovecharme de la promediación de precios?
Y ya que hablamos de la desgravación, vamos a desvelar el segundo “secreto”, y le he puesto comillas porque no es un secreto, pero es que nadie me lo ha explicado.
Las aportaciones a tu Plan de Pensiones desgravan en la siguiente declaración de la renta (IRPF) y eso es bueno. Pero vamos a hacer un simple “suma-resta”:
Si tu sueldo fuera de 1.780€ al mes ascenderías en las tablas salariales hasta el 28%, debido a que tu sueldo anual (contando dos pagas extras) se iría a los 24920 euracos, una pequeña fortuna. Eso quiere decir que si invirtieses lo máximo en tu plan de pensiones, que son 10.000 si tienes menos de 50 años,  que te desgravarías 2.800€.
Ahora vamos a ser claros, la gente “normal” no tiene una capacidad de ahorro tan alta, con lo cual si pusieses 100 euros al mes en tu P.P., Hacienda te devolvería 336€.
O sea, que lo que me están proponiendo es que ponga mi dinero en un producto que no podré rescatar hasta que me jubile (hay excepciones) y que me va a suponer 336€ de retorno.

Ahora lo que no se explica. Cuando rescate mi plan de pensiones el importe se sumará a mi pensión de jubilación, con lo cual hago otro cálculo:
Si al jubilarme cobro 1200€ de pensión y a eso le sumo lo que rescate de mi plan de pensiones, el cual estará “rebosante” con unos escasos 30.000 euros (ya que lo tenía en un plan garantizado o a renta fija) y me da por sacarlos de golpe…ESA CANTIDAD SE SUMARÁ A MI PENSIÓN como rendimientos del trabajo y me iré a un trágico para mi bolsillo 37% de impuestos en las tablas salariales.
El 37% de 46.800 euros son 17.316€ que tendré que pagar en impuestos en la declaración del año que viene, cuando ya me habré gastado mis 30.000 y cobraré 16.800€ de pensión de jubilación.
¡¡¡ DEBERÍAN HABERME EXPLICADO ESA PARTE !!!
La OCU titula un artículo sobre los Planes “Lo comido por lo servido”. Yo digo que es peor: desgravo por lo mínimo, pago por lo máximo.

Tercera “curiosidad”:
Los Planes de Pensiones que prometen regalos, hoy tan de moda como los iPad o las consolas tienen, en sus folletos explicativos, una letra pequeña que dice que son intereses en especies. Eso, traducido del castellano antiguo, quiere decir que no te van a dar dinero por tu plan, te van a dar un regalo, pero que eso deberá pagar sus impuestos correspondientes en la próxima declaración de la renta.
Ejemplo: Si te “regalan” un iPad al traspasar tu plan de pensiones, tendrás un aparatito en casa cuyo valor es de 800 euros (que no tiene nada que ver al precio que ha comprado el banco sus 10.000 iPads)
Ese valor es un rendimiento por tu dinero y tendrás que pagar un 19% de impuestos, lo cual te supondrá tener que pagarle a Hacienda 152€ en la próxima declaración.

Mi conclusión, basada en la cantidad de dinero que necesitas poner en tu P.P. para tener un iPad es que mejor inviertes en un producto que sea más líquido y te compres el iPad con los beneficios.
Este es un artículo donde habla de las cantidades necesarias para que te den tu regalo. Si no lo quieres leer te digo que para un iPad2 tienes que dejarles 60.000€ (diez millones de las antiguas) con las condiciones que ellos te digan, claro.

Conclusión a los “tres secretos”:
– No ofrecen los Planes de Pensiones que a largo plazo serán rentables.
– Hoy desgravan, pero mañana te “astillan”.
– Los “regalos”…¡¡los vas a pagar!!

Consejos:
– A menos que tengas un sueldo anual de más de 52.360€ no te interesará (salvo casos especiales) tener un plan de pensiones.
– Si ya lo tienes, cuando toque rescatarlo, hazlo en forma de rentas, no de golpe (a menos que sea una necesidad)
– Si tu plan de pensiones está en renta fija o es un garantizado, pregúntame, te daré alternativas más rentables para tu P.P.

Te pido, os pido, disculpas si el post ha sido largo, pero más largo sería el sufrimiento si te dejas colocar uno de estos.

Salu2

Juan Marín Pozo

Anuncios

Fondo de emergencia

5 comentarios

Hola de nuevo a todos (cada día más)

En esta ocasión os quiero hablar de un fondo al que se ha hecho referencia alguna vez, pero del que nunca hemos hablado en profundidad.
Se trata del “fondo de emergencia”. Si, ese fondo para imprevistos que nos ocurren, esos que no hace falta buscarlos porque vienen solos.
Este fondo es seguramente el menos rentable de los que hemos de tener, pero es que su función no es obtener rentabilidad (si la tiene, mejor), sino que está pensado para tener acceso rápido a él (liquidez).

En este fondo debería haber el equivalente a entre 3 y 6 meses de gastos mensuales, según las responsabilidades, que es lo que marca el daño económico que haría en tu economía familiar esa circunstancia inesperada tal como una avería grave del coche o la pérdida del empleo. Esta cantidad la recomienda también el Banco de España y la CNMV en la web “Finanzas para todos“.


Este fondo está pensado para dar tiempo a recuperarse económicamente de ese imprevisto.

Sí, ya sé que alguno piensa que necesitarías algo más de tres meses de sueldo si quedases en el paro, pero si os respondo quizás entraríamos en política. Ahí fuera hay muchas oportunidades de trabajar y ganar dinero, siempre que se esté dispuesto a olvidarse de trabajar de lo mismo, con el mismo horario y en la misma “poltrona”. Os aseguro que en tres meses volverías a tener empleo.

Pero volvamos a nuestro fondo. El fondo de emergencia es en lo que vamos a basar nuestro futuro a la hora de invertir. NO es recomendable empezar a ahorrar para el futuro, sea la jubilación o para la universidad de los hijos, si no tenemos hoy el fondo de emergencia con una “buena salud”.
¿Alguien piensa que es normal tener que tocar los ahorros de nuestra futura jubilación porque se ha roto la nevera y el DVD (perdón, el Blue-Ray) a la vez?
Hay que tener claro que una vez lleno el fondo de emergencia podemos invertir con otro objetivo, y si necesitamos dinero por una emergencia, hemos de dejar de poner dinero para el futuro y volver a llenar de nuevo nuestra “hucha de inesperados”.
En cuanto esté de nuevo llena, volvemos a pensar en invertir para el futuro.
Os dejo aquí el vínculo a los diez consejos de inversión de la web “Finanzas para todos”, del BdE y la CNMV. Fijaros en el consejo Nº 3.

En próximos posts escribiré sobre como proteger nuestros ingresos, que es lo primero; pero ahora escribo sobre este fondo, que es el primero que hay que tener llenito, de los tres fondos necesarios (otro día hablamos de esos otros dos fondos a los que me refiero).
Un aviso: recuerda que un depósito puede ser un buen fondo de emergencia, pero si tienes una rentabilidad extra a cambio de no poder rescartarlo en un tiempo determinado…¡¡¡No sirve como fondo de emergencia!!!.

Para despedirme, cito textualmente una frase que hace meses leí en un diario económico y que resume lo que pasa en España: “Un país de depósitos es un país de pesimistas”.

Salu2

Juan Marín Pozo

A %d blogueros les gusta esto: