Hola a todos

¿Cómo? ¿Que qué tiene que ver el título con los temas que solemos tratar? ¡¡PUES TODO!! Al final del post lo sabrás, sí.

Hace unos meses surgió la posibilidad de participar en “Els Matins”, el programa de TV3. Tengo que agradecer públicamente a Vicens Castellano (www.vicenscastellano.com) que consiguiese esa cita a través de sus contactos. También tengo que decir que después de dos aplazamientos por culpa de ser un programa en directo, el presentador (Josep Cuní) ha fichado por otra cadena después de 9 años con el programa.
Como me dijo Vicens, ya tienen mi teléfono…

Bien, pues en aquella mesa redonda se iba a hablar sobre el descenso de los divorcios por culpa de la crisis. Debo decir que ayer precisamente vi una noticia donde informaban de que el número de divorcios ha vuelto a subir, pero sigue estando muy por debajo de lo que es habitual (que triste que en nuestra sociedad esto sea de verdad algo cotidiano)

En la mesa se iban a sentar abogados, expertos en divorcios, psicólogos y, entre otros profesionales, yo mismo, para hablar de lo que cito a continuación:

¿He dicho divorcios o separaciones? ¡DIVORCIOS! He dicho divorcios.
Lo que quiero decir es que porque haya menos divorcios no quiere decir que haya menos separaciones. Hay menos separaciones “legales” precisamente porque no hay dinero a causa de la crisis, pero yo creo (en este caso no tengo datos) que hay todavía más separaciones “por las buenas”.
Me permito colgar aquí la canción del grupo El Último de la fila que se titula “Cuando el dinero sale por la puerta el amor salta por la ventana” porque no podría ser más adecuada.

 
¿Puede ser que porque las familias tengan menos dinero los nervios afloren y se acaben produciendo situaciones “tensas”? ¿Puede ser que en una sociedad donde las parejas no son capaces de pasar pruebas de fuego una crisis económica desemboque en más separaciones?

¡¡YO CREO QUE SÍ!! Las parejas se separan, y aunque no se divorcien para hacerlo legal, porque cuesta mucho dinero, el efecto final es el mismo; pero aquí empieza el problema más grave (por su duración). Una pareja que se divorcia puede tardar meses o años en adaptarse a su nueva situación (ahí mi amiga Silvia Congost es experta en “Dependencia Emocional”) pero el caso es que ocurre lo siguiente:
Yo no quiero verte más, pero el banco nos quiere ver juntos a los dos durante mucho tiempo. De eso hablo en el capítulo “Patrimonio o matrimonio” de mi libro “Finanzas para un tonto”. Mientras que hoy no nos queremos ver, el mes que viene tendremos que hacerlo para discutir como lo vamos a hacer con la letra de la hipoteca que, ajena a nuestra situación, aterrizará en nuestro buzón un mes más.

Toda esta situación es consecuencia de un problema de fondo: el sentido de la “propiedad”. Todos queremos tener nuestra vivienda en propiedad, y para eso estamos dispuestos a “casarnos” con el banco por 40 años, algo habitual hoy.

El problema es que si de verdad me quiero separar de mi pareja (con la que duermo) solo me queda la solución de vender la propiedad y liquidar la deuda con mi banco, y esa separación es bastante más costosa, ya que estamos dispuestos a asumir incluso pérdidas a la hora de vender el piso, para no volver a ver a mi antes media naranja (con la que ya no duermo)
Hoy la crisis nos ha puesto en su sitio a todos y nos hace plantearnos si estar de alquiler tiene ventajas que no se ven mientras todo va bien, como la movilidad, en el caso que nos ocupa.
¿LA PROPIEDAD? Yo cada vez creo más en ella, a pesar de lo que pueda parecer por estas lineas que escribo. El caso es que creo en la propiedad en dinero, no en tocho. Cuando una pareja decide separarse y han acumulado su patrimonio en dinero, no tienen más que dividirlo por la mitad, pero cuando lo han decidido acumular en ladrillos…
Os invito a leer este post pasado titulado “Activos o pasivos”

¿Has oído hablar de parejas que viven juntas pero no duermen juntas? Yo sí, y cada vez habrán más mientras no tengamos una mínima cultura financiera, porque esta crisis (aquí, en España) va para largo.

Este blog promete dar esa cultura financiera pero, por no duplicar posts, os invito a registraros en el blog de mi empresa, para el cual también escribo para dar cobertura informativa en España y Portugal. Entre los dos blogs tendréis la información necesaria para conseguir vuestra propia y ansiada “Independencia Financiera”

Salu2

Juan Marín Pozo

Anuncios