Bueno, amigos.

Aquí me tenéis escribiendo sobre una mala noticia. Nuestro “Superman” particular la ha liado de nuevo.
La empresa Nueva Rumasa está en boca de todos por la posibilidad de una suspensión de pagos en algunas de sus “empresillas”.
En algún lugar he leído que algunas de las afectadas son las que servían de garantía para las emisiones de pagarés con las que nos han bombardeado desde hace tiempo, y que tan claro indicaban que no hacía falta estar registrado en la CNMV.
Ese organismo regulador, por otra parte, no hacía otra cosa que advertir que no era muy buena idea invertir en esos pagarés (hasta en 7 ocasiones se avisó). Pero… lo que pasa con estas cosas: que era demasiado apetitoso ese 10% de beneficio como para perdérselo.
Y digo yo: si esta empresa estaba dispuesta a pagar un 10% por conseguir dinero…¿no sería que el banco no se lo quería prestar?, porque pudiendo pagar menos por el dinero prestado…
Es solo una opinión, cuando ya sabéis que suelo basar mis palabras en datos, pero en esta ocasión, me aventuro.

Sí hay que reconocerle el mérito al hombre, que sabe como volverse a levantar y sacar pasta de donde sea, y como sea. ¡¡¡UN CAMPEON, VAMOS!!!

Fruto de la casualidad, y propicio para realzar todavía más mi “chulería”, puedo decir que si has leído el libro “finanzas para un tonto”, el protagonista tiene un encuentro con ese personaje y decide no invertir en pagarés cuando se entera de que no está registrado en la CNMV. Tú sabrás lo que aprecias a tu dinero, pero hazme caso, antes de invertir, pregunta cómo está regulada esa empresa.

Hazme caso: ¡¡No juegues con bichos!!

Salu2

Juan Marín Pozo